¿Qué es la pérdida auditiva?

Descubre todo sobre la pérdida auditiva y cómo el tratamiento ayuda a mantener una buena salud.

Se habla de pérdida auditiva cuando una persona tiene dificultades para oír sonidos a un nivel normal.

Una de cada cinco personas en el mundo padece algún tipo de pérdida auditiva. Nuestra capacidad de oír cambia a medida que envejecemos: aproximadamente 1 de cada 10 personas sufre una pérdida de audición a los 60 años, pero 6 de cada 10 la padecen a los 90.*

¿Síntomas de la pérdida auditiva?

La pérdida auditiva puede ser difícil de autodiagnosticar, porque la mayoría de los síntomas se desarrollan gradualmente. Estos son algunos de los principales signos de la pérdida auditiva a los que hay que prestar atención.
1
Dificultad para entender a los demás, especialmente en multitudes u otros ruidos de fondo.
2
Pedir con frecuencia a los demás que hablen o repitan lo que han dicho.
3
Subir regularmente el volumen de la televisión o la radio.
4
Retirarse de las conversaciones o evitar situaciones sociales.

¿Qué causa la pérdida auditiva?

La mayor parte de los casos de pérdida auditiva se debe a que las células ciliadas están dañadas en el oído interno, en la cóclea. Estas minúsculas células ciliadas detectan las ondas sonoras. La cóclea suele volverse menos sensible a los sonidos a medida que envejecemos, por lo que perdemos sensibilidad y nuestra audición se deteriora. 

En otros casos, la pérdida auditiva puede deberse a una exposición prolongada a sonidos fuertes, factores genéticos, lesiones físicas, enfermedades o infecciones.

¿Qué problemas puede causar la pérdida auditiva?

Dado que la pérdida auditiva dificulta la comunicación con los demás, puede provocar que las personas realicen menos actividades sociales. Esto puede afectar a la calidad de vida y provocar aislamiento.

La pérdida auditiva suele ser un problema con la edad. Dado que la pérdida auditiva dificulta la socialización y la actividad, las personas con pérdida auditiva pueden hacer menos cosas que les gustan y carecen de estímulos, lo que puede conducir a la soledad. Por estas razones, cuanto antes se aborde y se trate la pérdida auditiva, mejor.

Tipos de pérdida auditiva

Pérdida auditiva neurosensorial

Es el tipo más común de pérdida auditiva y se produce cuando se daña el oído interno o el nervio auditivo. En la mayoría de los casos es permanente.

1. El nervio auditivo
2. Oído interno

    Pérdida auditiva conductiva

    Cuando el sonido no puede pasar del oído externo al interno, se habla de pérdida auditiva conductiva. Esto puede deberse a una obstrucción, como una infección, o a cerumen compactado. También puede deberse a daños en el tímpano o en los huesecillos del oído medio. En muchos casos puede tratarse médicamente.

    1. Oído externo
    2. Oído medio

      Pérdida auditiva mixta

      En este caso, la pérdida auditiva neurosensorial y la pérdida auditiva conductiva se producen en el mismo oído. El tratamiento del componente conductivo puede ayudar a reducir la pérdida auditiva, pero lo más probable es que la pérdida auditiva neurosensorial permanezca.

      1. Cóclea

        Realza nuestro test auditivo gratuito online

        Historias de personas con pérdida auditiva

        A man called Dietmar Ludewig working with his hands.

        Cuando me comunico con clientes es muy importante para mí entender lo que me dice. (...) gracias a los audífonos Bernafon, puedo volver a escuchar lo que dicen, con normalidad.

        Dietmar Ludewig

        Artesano independiente, Suiza

        A man called John Guttink seen from the side.

        Sin los audífonos Bernafon no podría volar, no podría comunicarme con el copiloto o con la torre, y esta afición no sería posible.

        John Guttink

        Piloto aficionado, Países Bajos

        A man called Jean François Bérard seen in profile.

        Poco a poco, oigo cada vez mejor, estoy bien adaptado para trabajar en la vida cotidiana y con la gente.

        Jean-François Bérard

        Jefe de cocina, Francia

        *Informe mundial sobre la audición. Ginebra: Organización Mundial de la Salud, 2021. Licencia: CC BY-NC-SA 3.0 IGO.